Un coronel con cuatro patas : cómo vive el dictador Trujillo Rosa Elena Cabiedes ; asesor : Bernardo Vega ; coordinador editorial ; Héctor Luis Martínez ; edición : León Félix Batista ; Prólogo : Enrique C. Henríquez ; imagen de portada : Rafael Canogar

By: Cabiedes, Rosa ElenaContributor(s): Vega, Bernardo, asesor Martínez, Héctor Luis, coordinador editorial Batista, León Félix, edición Henríquez, Enrique C., prólogo | Canogar, Rafael, imagen de portadaMaterial type: TextTextSeries: Colección especial 30 de Mayo : Puerta a la LibertadPublisher: Santo Domingo : Editora Nacional, 2011Description: 105 pISBN: 978-9945-469-72-1Subject(s): 1. Trujillo Molina, Rafael L., 1891-1961 | 2.República Dominicana - Política y gobierno - 1930-1961. 3. República Dominicana - Historia - Era de Trujillo - 1930-1961 - Aspectos socialesDDC classification: 972.93053 C115c 2011
Contents:
De última hora, 9.-- Prologo / Enrique C. Henríquez, 11.-- Advertencia de la autora, 15.-- ¡Roban un coronel con cuatro patas! / Enrique C. Henríquez, 17.-- El coronel, 21.-- Cómo vive el dictador Trujillo, 23.-- Se prepara un nuevo ataque y Trujillo lo sabe, por eso ha aumentado el horror de sus procedimientos dictatoriales, 25.-- Trujillo es, sencillamente, el propietario de la República Dominicana, 27.-- ¨Trujillo y Dios¨, 29.-- Junto a la tumba de Colón, la tumba del padre de Trujillo, 31.-- Cómo es el dictador Trujillo, 33.-- Frente a Trujillo, 35.-- Trujillo extiende sus garras hacia Haití, 39.-- La farsa de la dominicanización de la frontera de Haití, 41.-- Cómo agasaja en "La Caobas", 45.-- La bandera del Generalísimo, 47.-- El carrousel de ministros, 49.-- Dueño de vidas, haciendas y...mujeres, 51.-- Trujillo: dueño absoluto de la República Dominicana, 55.-- Curazao y el pleito de la ganadería, 57.-- Diplomáticos serviles, 59.-- Trujillo contra los países demócratas, 63.-- Intrigas contra Cuba, 65.-- Intervención en Guatemala, 67.-- "¡Con Trujillo siempre!", 69.-- Un ultraje a la sociedad dominicana, 71.-- Trujillo y el merengue, 73.-- Se puede uno morir de calor, pero nadie se quita la corbata, 75.-- El espionaje, como base de seguridad de la dictadura, 77.-- El príncipe favorito, 81.-- Grande pueblo el dominicano y sin embargo, 85.-- Reflexiones, 89.-- ¡De última hora! ¡Horrendo crimen!, 91.-- Epílogo, 101.
Summary: Los artículos que integran este libro fueron publicados en uno de los más importantes vespertinos de la ciudad de México y provocaron gran conmoción en su momento, pues venían a contradecir las loas de muchas plumas interesadas. Con el fin de que no se perdieran en las hojas volantes de los periódicos, la autora reunió aquí las impresiones que recogió en su visita a la República Dominicana en pleno apogeo de la dictadura trujillista, donde constató que primaba un estado social anacrónico e inaceptable para las jóvenes democracias del continente americano. El lector podrá apreciar que en cada frase campea un espíritu de justicia, y que Cabiedes se documentó ampliamente, de viva voz, por las mismas gentes del país ofreciendo un relato sencillo, veraz, para que se conociera la verdad de lo que estaba pasando. Todo a sabiendas de que algún día habrían de terminar las dolorosas vicisitudes del pueblo dominicano, y para que, cuando renacieran las libertades ultrajadas, los dominicanos, al fin redimidos, rememoraran el esfuerzo que una mujer extranjera hizo por contribuir a su lucha, en la época en que aún gemían entre las negruras de la tiranía.
List(s) this item appears in: Bernardo Vega
Tags from this library: No tags from this library for this title. Log in to add tags.
    Average rating: 0.0 (0 votes)
Item type Current location Collection Call number Copy number Status Notes Date due Barcode
Libros Libros Archivo General de la Nación - Departamento Hemeroteca-Biblioteca,
Acervo general de Libros 972.93053 C115c 2011 (Browse shelf) 1 Available 43226 056170

Breve biografía de la autora en las solapas

De última hora, 9.-- Prologo / Enrique C. Henríquez, 11.-- Advertencia de la autora, 15.-- ¡Roban un coronel con cuatro patas! / Enrique C. Henríquez, 17.-- El coronel, 21.-- Cómo vive el dictador Trujillo, 23.-- Se prepara un nuevo ataque y Trujillo lo sabe, por eso ha aumentado el horror de sus procedimientos dictatoriales, 25.-- Trujillo es, sencillamente, el propietario de la República Dominicana, 27.-- ¨Trujillo y Dios¨, 29.-- Junto a la tumba de Colón, la tumba del padre de Trujillo, 31.-- Cómo es el dictador Trujillo, 33.-- Frente a Trujillo, 35.-- Trujillo extiende sus garras hacia Haití, 39.-- La farsa de la dominicanización de la frontera de Haití, 41.-- Cómo agasaja en "La Caobas", 45.-- La bandera del Generalísimo, 47.-- El carrousel de ministros, 49.-- Dueño de vidas, haciendas y...mujeres, 51.-- Trujillo: dueño absoluto de la República Dominicana, 55.-- Curazao y el pleito de la ganadería, 57.-- Diplomáticos serviles, 59.-- Trujillo contra los países demócratas, 63.-- Intrigas contra Cuba, 65.-- Intervención en Guatemala, 67.-- "¡Con Trujillo siempre!", 69.-- Un ultraje a la sociedad dominicana, 71.-- Trujillo y el merengue, 73.-- Se puede uno morir de calor, pero nadie se quita la corbata, 75.-- El espionaje, como base de seguridad de la dictadura, 77.-- El príncipe favorito, 81.-- Grande pueblo el dominicano y sin embargo, 85.-- Reflexiones, 89.-- ¡De última hora! ¡Horrendo crimen!, 91.-- Epílogo, 101.

Los artículos que integran este libro fueron publicados en uno de los más importantes vespertinos de la ciudad de México y provocaron gran conmoción en su momento, pues venían a contradecir las loas de muchas plumas interesadas. Con el fin de que no se perdieran en las hojas volantes de los periódicos, la autora reunió aquí las impresiones que recogió en su visita a la República Dominicana en pleno apogeo de la dictadura trujillista, donde constató que primaba un estado social anacrónico e inaceptable para las jóvenes democracias del continente americano. El lector podrá apreciar que en cada frase campea un espíritu de justicia, y que Cabiedes se documentó ampliamente, de viva voz, por las mismas gentes del país ofreciendo un relato sencillo, veraz, para que se conociera la verdad de lo que estaba pasando. Todo a sabiendas de que algún día habrían de terminar las dolorosas vicisitudes del pueblo dominicano, y para que, cuando renacieran las libertades ultrajadas, los dominicanos, al fin redimidos, rememoraran el esfuerzo que una mujer extranjera hizo por contribuir a su lucha, en la época en que aún gemían entre las negruras de la tiranía.

There are no comments on this title.

to post a comment.

Powered by Koha